Hacer turismo y disfrutar de la mejor manera unas vacaciones sostenibles

Imagina regresar del trabajo y al llegar a casa encontrarla llena de basura por todas partes, terrible no? Pues es exactamente lo que ocurre cuando acabas tus merecidas vacaciones y nuestra mayor casa: la tierra, termina con un impacto no deseado y contaminante, que además resulta perjudicial para todos los que en ella habitamos. 

La conservación del ambiente va más allá de pagar una tarifa plana de luz y gas, es encontrarse de frente con ese tiempo que tanto esperamos para romper con la cotidianidad y despejar nuestros sentidos para alcanzar una renovación emocional y física. La renovación y conservación del ambiente se ha convertido en un importante requerimiento en la actualidad, y es la razón por la que iniciar desde lo más mínimo es un gran aporte. 

Vacaciones sostenibles 

Es un concepto que si bien no es tan nuevo, ha tomado mucho auge en la actualidad, ya que involucra esas preciadas vacaciones conjuntamente con todos los cuidados que se le pueden brindar al entorno que vayamos a visitar. 

Actividades saludables y sostenibles 

La idea primordial al referirnos a unas vacaciones sostenibles, es dejar de la mejor manera todos esos lugares que solemos visitar durante un período vacacional bien se trate de entornos naturales o urbanos, en donde la sugerencia es cumplir con determinadas y sencillas prácticas de sostenibilidad tanto ambiental como sociales. 

Ideas para cuidar el medio ambiente durante las vacaciones 

  1. Convertir en sostenibles las vacaciones: una modificación de pensamiento y actitud serán el arma correcta al momento de disfrutar tus días de esparcimiento. Encontrar una verdadera voluntad de cambio de nuestros hábitos resulta primordial ya que todos nuestros actos conllevan a consecuencias y de nosotros depende que éstas sean positivas o negativas. 
  2. No importa el lugar en donde se lleven a cabo las vacaciones: se trate de un pueblo, la montaña, la ciudad, el mar, siempre un pequeño paso marcará la diferencia. Colocar en los recipientes adecuados cada uno de los desechos. 
  3. Si no hay contenedores identificados en el lugar donde te encuentras vacacionando, recopila todos los residuos en bolsas hasta llegar a un lugar donde se puedan depositar sin dañar el medio ambiente. 
  4. Hacer partícipe de todas estas tareas a las personas que nos acompañan y si es posible, a las que se encuentran en el entorno. 
  5. Recordar que la naturaleza no tiene vacaciones, por lo que si se descuida de alguna manera, los incendios forestales podrían marcar el ambiente de manera implacable por un acto humano irresponsable como arrojar colilla, fumar, emplear materiales combustibles, entre otros. 
  6. Si las vacaciones se realizan en la ciudad, se debe tomar en cuenta la procedencia de la variedad de productos que se suelen consumir para que se hagan prioridad los que son elaborados respetando el medio ambiente. 
  7. Al momento de trasladarnos, resulta importante emplear un vehículo que genere la menor contaminación posible como es el caso de bicicletas o algún transporte eléctrico con lo que se pueda disminuir la emisión de dióxido de carbono. Entre una serie de posibilidades más.

About the Author