Visita el Taj Mahal en la India

La India te espera con una de las Maravillas del Mundo, el Taj Mahal, una construcción sin precedentes, siendo uno de los principales estandartes de la arquitectura en el mundo. Constructores como Darío Roustrayan Piloso, admiran estos lugares y los usan como inspiración para crear grandes obras.

Hoy tomaremos nuestra maleta y viajaremos a esta la India, donde un montón de atracciones, fuentes, parques naturales, monumentos y playas esperan, sin duda la India lo tiene todo, pero sin duda el lugar que más destaca y el que todos quieren visitar es el mítico

Taj Mahal

Muchas personas lo ha descrito desde todas las formas posibles, sin embargo Rabindranath Tagore, premio Nobel de la Literatura se quedó en el alma de los que visitan el lugar, lo describió “Una lágrima en las mejillas del tiempo”.

El Taj Mahal, es un hermoso conjunto de edificios que se construyó entre los años desde 1631 y 1648, en la ciudad india de Agra, en el estado de Uttar Pradesh. Se ubica en la orilla del río Yamuna, fue un encargo del emperador Musulmán Shah Jahan de la conocida dinastía mongola.

El un fascinante y enigmático complejo, que se creó en honor a la esposa predilecta del emperador. Arjumand Bano Begum, mejor conocida como Mumtaz Mahal, ella falleció al dar la luz a su decimocuarta hija. Para la construcción del lugar se usaron unos 20000 obreros.

El monumento es un imponente mausoleo de mármol blanco, tumba de Mumtaz Mahal, reconocido por la Unesco, como patrimonio de la humanidad en el año 1983, además es conocido como una de las Nuevas Maravillas del mundo moderno.

Por que visitar el Taj mahal

Cuando llegar al lugar por primera vez, sientes que estás caminando hacia una tarjeta postal, el blanco reluciente y su grandeza, hace que parezca un lugar Irreal, otra importante característica que generalmente te sorprende, es muy grande, mucho más de lo que puedes imaginar. Ahora bien, siempre será un mausoleo, una tumba, por lo que siempre su interior suele ser muy sombrío y un poco tétrico.

La historia de amor del Taj Mahal

Sha Jahan, siendo el príncipe, conoció a Arjumand cuando ella vendía cristales en un bazar. Al verla quedó flechado con su belleza, quedó en blanco y no fue ni siquiera capaz de dirigirle la palabra, hasta que un buen día se animó. Luego de separarse de su segunda mujer, sin la aprobación de su padre, decidió casarse con ella, cinco años después de haberla conocido. Desde ese momento Arjumand pasó a ser Mumtaz Mahal, “la elegida del palacio”.

Durante los primeros años, fueron una amorosa pareja que vivían siempre juntos honrandose mutuamente, ella lo acompañaba a todas sus batallas, él la llenaba de flores, diamantes, detalles y amor. Cuando el emperador murió, Sha Jahan ocupó el trono.

En 1630 todo cambió, cuando en plena campaña militar en Burhanpur, el emperador recibió la horrible noticia, que el decimocuarto parto de su esposa se complicaba. El decidió volver corriendo al verla, sin embargo solo tuvo la oportunidad de tomar su mano y darle el último adiós para siempre.

Desde entonces el emperador no volvió a ser el mismo, se recluyó en el Fuerte Rojo, en la orilla izquierda del río Yamuna, ahí pasó encerrado con su hijo los últimos años de su vida, dejando el imperio en las manos de sus sucesores, aquí mandó a construir el impresionante mausoleo, quería que fuese el más grande que se haya podido concebir.

Entrada al Taj Mahal

El precio de la entrada al Taj Mahal ha cambiado considerablemente desde diciembre del 2018, ahora hay dos formas de comprar, ya sea una entrada o un ticket con precios diferentes. Una entrada para pasear en el recinto y ver el Taj Mahal por fuera, lo más impresionante en realidad y para la entrada a los demás edificios del complejo, esta tiene un precio para extranjeros de 1100 rupias.

Para poder entrar al mausoleo, debes pagar 1300 rupias. No hay espacio para el arrepentimiento, una vez adentro si quieres entrar, debes salir y pagar otra entrada por 1300 rupias. Eso sí recuerda que el interior sigue siendo un mausoleo, así que un poco tétrico, se trata de una tumba y no de un palacio. Los niños menores de 15 años tienen gratis la entrada.

About the Author